Ceremonias en la Iglesia de San Benito el Real de Valladolid

Son muchos los templos que año tras año son elegidos por las parejas para realizar sus bodas en la ciudad, pero sin duda alguna, uno de los más icónicos entre ellos es la Iglesia de San Benito de Valladolid debido a sus dimensiones, su monumentalidad o por su situación en pleno casco histórico

Hace unos días tuvimos la suerte de volver a este lugar para acompañar con nuestra música una ceremonia religiosa. En esta ocasión, los novios eligieron un repertorio fuera de lo convencional, con obras tanto vocales como instrumentales entre las que destacaron piezas como V’adoro Pupile de G. Haendel, Schafe können sicher weiden de J.S. Bach o Á Chloris de Reynaldo Hahn. Podéis escucharlas en la sección de audios de la web.

Edificada sobre el antiguo Alcázar Real, la iglesia gótica de San Benito el Real fue construida entre los años 1499 y 1515 siguiendo las directrices de Juan de Arandia y García de Olave aunque su característica fachada con forma de torre pórtico fue diseñada posteriormente por Rodrigo Gil de Hontañón hacia 1568. La torre originariamente contaba con dos cuerpos más en su parte superior a modo de campanario que fueron demolidos en el S.XIX debido a su mal estado de conservación.

Dada la influencia de la orden benedictina en ese momento y teniendo en cuenta que este templo era uno de los más importantes de la orden en Castilla, la iglesia atesoró obras de arte de gran calidad: el Retablo Mayor encargado a Alonso Berruguete –decorado con pinturas relieves y esculturas de madera policromada- y la sillería del coro de estilo plateresco encargada a Andrés de Nájera, hoy en día ambos se encuentran en el Museo Nacional de Escultura; la imponente reja que dividía la iglesia en dos que a día de hoy sigue en su emplazamiento original; y otras esculturas de alto valor, pequeños retablos y sepulcros.

Iglesia de San Benito

Fotografía: Miguel Ángel Muniesa

Después de la desamortización de Mendizábal en 1835 el monasterio paso a tener las funciones de fuerte y cuartel y es en el año 1892 cuando se reabre de nuevo al culto haciéndose cargo de la iglesia una comunidad Carmelita. En 1922 se instala un nuevo retablo barroco procedente de la Catedral de Valladolid cuando en ésta última se colocó el actual de Juan de Juni.

Cabe destacar que el conjunto monacal, a parte de la iglesia, también está formado por tres claustros, siendo uno de ellos conocido como Patio Herreriano en el que ser encuentra un museo de arte contemporáneo.

Si habéis pensado casaros en la Iglesia de San Benito de Valladolid y queréis que os contemos un poco más sobre este templo, algunas de sus particularidades o sobre los momentos en los que se puede incorporar música en el caso de que os decantéis por esta opción, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados escuchar vuestras ideas y ayudaros con nuestra experiencia!